Nuestra historia

SAP Ariba se inició con algunos lápices de colores, un mantel de papel y la idea correcta.

Fue en 1996. Con algunos sandwiches en Quadrus Café de Menlo Park, siete colegas de negocios discutían sobre la enorme pérdida de tiempo y dinero que ocasionan las compras corporativas. El problema: procedimientos de adquisiciones impresos y desactualizados, tediosos, frustrantes e incapaces de ayudar a que las empresas entiendan cómo gastaron su dinero.

La solución: con la llegada de Internet, reconocieron en este nuevo medio de comunicación la posibilidad de relacionar los sistemas informáticos con un eficiente intercambio de datos. Con unos pocos lápices de colores sobre la mesa, diagramaron una solución y cómo se implementaría.

Tendría una interfaz de usuario accesible. Se integraría con los sistemas financieros de la empresa. Conectaría a los compradores directamente con sus proveedores. Al hacerlo, cambiaría de manera radical la forma de hacer negocios.

Superficialmente, constituyó una gran idea para recortar costos y tiempo en el proceso de compras. Su esencia era algo mucho más fundamental y poderoso: nuestra necesidad conjunta de conectarnos y cooperar con personas que tuvieran ideas similares.

La idea tuvo la fuerza suficiente para atraer audaces inversores, empleados talentosos y socios estratégicos. Y fue tan poderosa que logró sobrevivir. Al superar todos los obstáculos que se interpusieron y que son inherentes a cualquier intento de cambio o cataclismo, como el auge de los sitios punto-com, nuestra fidelidad hacia la idea de ayudar a que socios comerciales se conecten y cooperen ha permitido que SAP Ariba mantenga el rumbo.

Con el correr del tiempo, nuestro proyecto de trabajo se amplió a través del desarrollo y adquisiciones, con el fin de incluir una amplia gama de actividades comerciales de negocio a negocio y la creación de una red de proveedores. Como compañía de software para adquisiciones, entendimos que los negocios pueden contar con conexiones más sólidas y una mejor visibilidad al trascender sus cuatro paredes y llegar a un espacio donde puedan trabajar con más facilidad junto a sus socios comerciales. Fue entonces que SAP Ariba se convirtió en una compañía en la nube, y Ariba Network continuó creciendo.

Así, la economía mundial resurgió de la Gran Recesión y se volvió más conectada, con mayor movilidad y con más interdependencia que nunca antes. Reconocemos que la misión de SAP Ariba de facilitar la colaboración comercial entre socios se cumpliría si aceptamos la amplitud de la red comercial mundial y hacemos que se convierta en un lugar donde hacer negocios con base en la nube sea tan fácil para las empresas como para sus clientes.

Hoy podemos observar cómo una idea creada con unos pocos elementos hace algunos años atrás puede evolucionar, adaptarse y crecer para producir un mayor impacto en el mundo. Ariba Network is more than 2.5 million businesses strong, with tremendous support as a member of the SAP family. Junto con nuestros clientes, estamos cambiando la forma de hacer negocios. Lo invitamos a que se una a nosotros. 

 

Contáctenos